Eres latino y tienes un pequeño negocio. Estos programas de préstamos te pueden ayudar

Las pequeñas empresas son el alma de la economía estadounidense, pero tienen dificultades para acceder al capital, indispensable para crecer y prosperar. Cada vez más latinos emprendedores acuden a los microcréditos para arrancar sus pequeños negocios. Y, según la Oficina del Censo de EEUU, los hispanos son ahora “el segmento de más rápido crecimiento de la economía del país”.

Cuando una pequeña empresa o corporación necesita acceso fácil a capital, y no califica para un financiamiento bancario tradicional, acude a un programa de microcrédito.

Son pequeños préstamos, con plazos de pago más cortos que los tradicionales bancarios otorgados usualmente a través de prestamistas comunitarios como cooperativas de ahorro y crédito u organizaciones de desarrollo comunitario.

Las pequeñas empresas deben cumplir ciertos requisitos como tener una garantía personal, un buen historial de crédito y un plan de negocios sólido. Tras la concesión, el dinero se devuelve en pagos mensuales regulares.

Hay varias maneras de conseguir microcréditos en EEUU, aunque el programa más solicitado por los inmigrantes es el de micropréstamos de la Administración de Pequeñas Empresas (SBA, por sus siglas en inglés), utilizados para diversos fines como costos iniciales, inventario y compras de equipos o capital de trabajo, entre otros.

Los préstamos de esta agencia federal se consiguen con un prestamista intermediario, una institución financiera encargada de otorga estos préstamos empresariales a través del programa del SBA.

Micropréstamos de la SBA, los mejores para pequeños negocios

— Este popular programa de micropréstamos de la SBA proporciona préstamos a pequeños negocios con fines de lucro y a organizaciones sin fines de lucro.

— El SBA ofrece préstamos de hasta $50,000 para ayudar a las pequeñas empresas y a ciertos centros de cuidado infantil sin fines de lucro a iniciar y expandirse. El micropréstamo promedio es de alrededor de $13,000.

— Hay dos requisitos fundamentales para obtener un préstamo para inmigrantes de la SBA. El primero es tener un negocio operativo durante un mínimo de 12 meses antes de la fecha de solicitud o una garantía personal para el préstamo. Y el segundo, tener suficiente garantía en EEUU para pagar el préstamo en su totalidad en cualquier momento durante su plazo.

— Los fondos de un microcrédito de la SBA no pueden utilizarse para pagar deudas existentes o para comprar bienes raíces.

— Para solicitar un microcrédito, debe contactar con un prestamista intermediario aprobado por la SBA, quienes establecen sus propios términos.

— Si necesita asistencia local, la SBA y la red de recursos asociados ofrecen asesoría y capacitación gratuita.

— El programa Lender Match le pone en contacto con los prestamistas para conseguir una financiación respaldada por la SBA.

Tras contestar a unas preguntas para describir sus necesidades financieras, en dos días recibirá un correo electrónico con la información de contacto de los prestamistas interesados en concederle el préstamo. A continuación, hablará con los prestamistas para comparar tasas, términos y cargos, entre otros asuntos. Y, por último, solicitará el préstamo.

¿Cómo se pagan los microcréditos del SBA?

— Los términos de pago de los préstamos varían según las condiciones de pago y las tasas de interés.

— Las condiciones de pago dependen de la cantidad, uso planeado, requisitos del prestamista y las necesidades del propietario de la pequeña empresa.

— El plazo máximo de reembolso permitido para un microcrédito de la SBA es de seis años.

— Los tipos de interés varían según el prestamista intermediario, aunque generalmente se sitúan entre un 8 y un 13 por ciento.

Guía para crear una cuenta de préstamos con el SBA

Para obtener un microcrédito a través de este programa, necesita abrir una cuenta con la Agencia Federal de Pequeños Negocios. Son tres pasos:

— Primer paso: Los actuales prestatarios pueden crear una cuenta en inglés en el Sistema Financiero de Acceso al Capital de la SBA (o CAFS, por sus siglas en inglés) para supervisar el estado de su préstamo.

Para mantener la cuenta activa, debe ingresar por lo menos una vez cada 30 días y cambiar su contraseña cada 90 días. Las cuentas son desactivadas después de 90 días de inactividad.

— Segundo Paso :Verificar la cuenta con dos pasos para confirmar la identidad.

— Tercer paso: Ver la lista de préstamos.

Puede comunicarse con el sistema financiero de acceso al capital a través del teléfono: 833-572-0502, de lunes a viernes, de 8 a.m. a 8 p.m. y a través del correo electrónico: cls@SBA.gov.

LiftFund: Otro micropréstamo de la SBA

— LiftFund ha sido parte integral del programa de micropréstamos de la agencia federal SBA desde su creación. Hasta el momento ha prestado más de $210 millones a pequeñas empresas en 13 estados de la nación.

— Ofrecen préstamos desde $500 hasta un millón de dólares.

Aunque no es fácil conseguir un micropréstamo, una de las grandes ventajas es que tienen tasas de interés más bajas que los préstamos bancarios tradicionales, lo que supone un ahorro significativo para los pequeños emprendedores. Además, el proceso de solicitud es más sencillo que para los préstamos de cantidades más grandes.

Puedes seguir a Acceso USA en Facebook, Instagram y Twitter. ¿Sabías que ahora puedes recibir las noticias de finanzas y inmigración por whatsapp? Descubre nuestro canal aquí. Envíanos un WhatsApp con la palabra Acces USA al +1 (305) 496-4199 para suscribirte a la lista de difusión.

(c)2022 El Nuevo Herald (Miami)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *