¡Cuidado! Estos son los 8 peores errores que se cometen durante un huracán y hasta pueden matar

Una de las peores sensaciones tras el paso de un huracán por su vecindario es el arrepentimiento.

Si hubiera asegurado bien mis ventanas.

Si hubiera organizado mis papeles y documentos importantes donde pudiera encontrarlos rápidamente.

Si no hubiera puesto en marcha el generador de mi casa, quizá no estaría en coma.

Si solo ….

No sea una persona que solo se arrepiente.

Esto es lo que debe evitar para capear mejor el temporal.

1. Cruzar las ventanas con cinta adhesiva

Cada año, desde hace décadas, los expertos en huracanes aconsejan no pegar cinta adhesiva en las ventanas para “reforzarlas” antes de una tormenta.

Cuando pone cinta adhesiva en sus ventanas, no las está reforzando. A menos que se trate de ventanas con clasificación de huracán, cuando los escombros voladores levantados por los vientos, que pueden llegar a los tres dígitos, se estrellen contra una ventana normal, se romperá. La cinta adhesiva puede evitar que el cristal salga despedido hacia dentro en una lluvia de trocitos. Pero, ¿preferiría ser golpeado por trocitos —que le dolerían mucho— o ser decapitado o apuñalado en el corazón con un gran trozo del que cuelga la cinta?

Además, después de la tormenta, esa cinta tendrá que salir si todo está intacto. Confíe en nosotros, porque ya ignoramos este consejo en 1979 cuando el huracán David amenazó, pero se alejó, bailando, de Miami. Quitar el adhesivo quemado por el sol de una ventana es mucho más difícil que ponerlo.

En su lugar, asegure las contraventanas, si las tiene. O ponga madera contrachapada. Considere la posibilidad de colocar ventanas con clasificación de huracán (son caras, pero si tiene los medios, son un alivio). Además, déles a las ventanas una oportunidad, retirando los objetos sueltos de su jardín y podando los árboles (esto último, idealmente antes de la temporada de huracanes y no el día de la alerta de tormenta tropical) y revise las juntas de sus ventanas con antelación para reducir la filtración de agua en su casa, sugiere Paul Ryan Windows.

2. Abrir una ventana para aliviar la presión

Algunas personas piensan que es una buena idea abrir una ventana para aliviar la presión dentro de la casa y evitar que se expanda como un globo. Las casas no estallan por la presión interna durante un huracán. Más bien, una vez que el viento entra, puede subir y empujar el tejado, haciendo que parezca que la casa ha volado por la presión interna, según Inverse.

No deje que el viento entre en su casa. Proteja todos los costados de su casa si es posible.

3. Usar el cuerpo para apuntalar puertas y ventanas

Los que han pasado por grandes huracanes pueden contarle la escena surrealista de ver cómo sus puertas y ventanas se doblaban ante la presión del viento. En muchos casos aguantaron, lo crea o no. Pero en ese momento usted no es el mejor aliado de su ventana. No las apoye con su cuerpo. Usted no es rival para la furia de la naturaleza. En lugar de eso, métase en otra habitación, preferiblemente sin ventanas.

4. Usar velas

Las velas son encantadoras cuando puede controlarlas en todo momento sin distracciones. Una furiosa tormenta afuera de su casa es una distracción. No prestará atención. Puede que usted se desplace de un lado a otro. Y las velas se inclinan. Se caen. Provocan incendios. Si se va la luz durante la tormenta —y es probable que así sea—, las linternas o faroles de baterías son mucho más seguros. Y además ya compró suficientes baterí,as ¿verdad?

5. Procrastinar

Hablando de comprar pilas, no espere a que una tormenta tropical o un huracán aparezca en las noticias y se dirija hacia usted para correr al supermercado a comprar provisiones, como agua, pilas, medicinas o comida para mascotas.

La preparación para los huracanes debe comenzar antes de las tormentas.

Esto reduce el estrés de hacer largas colas y el de no encontrar lo que necesita. ¿Ha oído hablar de la escasez de leche de fórmula para bebés e incluso de la escasez de comida enlatada para gatos, a juzgar por las estanterías vacías del Publix del vecindario?

Compre con anticipación. Y si tiene un seguro para su casa y un seguro contra inundaciones, asegúrese con antelación que sus pólizas están al día y de que tiene suficiente cobertura para la temporada de huracanes. Y organícese. Tenga los documentos importantes como estos y otros en un lugar que conozca de antemano para tomarlos rápidamente.

6. Salir a la calle demasiado pronto

Quedarse encerrado en casa provoca aburrimiento. Pero resultar herido es peor. Una vez que ha pasado la tormenta, los árboles caídos y las líneas eléctricas pueden ser peligrosos si tropieza con ellos. Así que tenga cuidado.

Evite la tentación de aventurarse al aire libre durante la calma en el ojo de la tormenta, advierte el Centro Nacional de Huracanes

Sabemos que quiere hacerse selfies y socializar y ver lo que acaba de pasar, pero espere a que los meteorólogos informen que la tormenta ha terminado en su zona. Esa pausa es engañosa y los vientos más fuertes pueden reanudarse rápidamente.

“Resguárdense inmediatamente ya que los vientos aumentarán rápida e impredeciblemente después del paso del ojo”, advirtió el Centro de Huracanes a las personas que se aventuraron en el ojo de la tormenta en Abacos y que salieron a tomar fotos y videos en el ojo de la tormenta durante Dorian, en 2019.

Conduzca solo si es necesario porque las carreteras sin semáforos y cubiertas de escombros o agua pueden ser mortales. Nuestros conductores, incluso con buen tiempo, no son precisamente los mejores.

7. Usar un generador en el interior

No haga funcionar un generador en el interior de su casa o garaje, incluso si tiene las puertas y ventanas abiertas, aconsejan las funcionarios del Condado Miami-Dade. Hay peligro de incendio. Y se expone a morir por intoxicación de monóxido de carbono.

La misma advertencia aplica a su uso en un balcón cuando usted vive en un edificio de varias unidades, como un apartamento o casa de la ciudad. Los balcones están demasiado cerca de su propia vivienda y de las de sus vecinos.

Además, nunca haga funcionar un generador sobre la hierba o sobre una superficie metálica. Asegúrese de que la superficie está seca antes de poner en marcha el generador, y también mantenga secas sus manos.

8. No evacuar si se le ordena

Si hay una orden de evacuación obligatoria en el lugar en el que vive, haga planes con antelación para saber a dónde ir, y salga cuando el tiempo sea bueno. Si tiene mascotas y está considerando un refugio, asegúrese de encontrar uno que permita mascotas, o tenga un plan para sus mascotas por adelantado, sugiere Florida Disaster.Org, una división de la administración de emergencias.

Nota: Los equipos de seguridad pública no arriesgarán la vida para responder, durante la tormenta, a las llamadas de emergencia en las zonas de evacuación obligatoria, por lo que puede estar por su cuenta durante 72 horas después de la tormenta, advierte el Weather Channel.

Esta historia fue publicada originalmente el 28 de septiembre de 2022 1:15 pm.

Fuente:  El Nuevo Herald (Miami)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *