En el día internacional del mojito descubra su origen y cómo prepararlo en casa

https://www.youtube.com/watch?v=0p3NJATHd5E

El 11 de julio se celebró un año mas de esta popular bebida que tiene su historia en Cuba y ha traspasado fronteras para deleitar paladares con su frescura y mezcla ideal de sabores.

Sus orígenes lo definen como un coctel de “piratas” puesto que se creó en su época alrededor de 1910 pero fue un descendiente de españoles en playa de la Concha en Cuba quien lo preparó en un bar de aristócratas.

Otra versión de acuerdo al portal Gastrolab aclara que, si fue un pirata ingles su creador en el siglo XVI durante su Gran Expedición al Nuevo Mundo, una epidemia de escorbuto y cólicos estalló a bordo del barco de Drake. En búsqueda desesperada de cura, un grupo de desembarco bajó en Cuba y regresó con una mezcla local de aguardiente de caña (un precursor del ron llamado tafia) mezclado con lima, jugo de caña de azúcar y menta.

Quien le otorgó más popularidad al coctel fue el escritor Ernest Hemingway, constante visitante de La Habana, vivió en la ciudad durante los años 40 y 50. Es a quien se le debe la frase «My Mojito in La Bodeguita, My Daiquiri in la Floridita», refiriéndose a su experiencia en dos míticos espacios de La Habana Vieja. Y desde entonces, ambos cócteles son historia.

Esta bebida, se prepara con lo mejor del ron blanco, coloquialmente se recomiendan los que tienen origen en Cuba como Caney Carta Blanca o el Havana Club, que, junto con el azúcar, jugo de lima, agua con gas y hierbabuena o menta, se fusionan en una explosión de sabores cítricos haciendo de él la manera más deliciosa y fresca de disfrutar en un día soleado o en una fiesta con un coctel suave.

Para prepararlo, solo basta tener los ingredientes, macerar las hojas de hierbabuena o menta en el interior de un vaso, junto con el azúcar, añadiendo después las gotas de limón, el ron y por último adicionar la soda, se revuelve y queda listo. Aunque a esta presentación se le pueden sumar diversas variaciones con frutos rojos, amarillos o lyches.

En cuanto a su nombre, se dice que se dio de manera local, más coloquial, de la referencia de los marineros extranjeros a la mezcla; la llamaron “esa bebida con un poco de mojo”, posteriormente se le dio el nombre de mojito.

Fuente: https://salsaeslacura.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.